La danza que proponemos

La danza busca rescatar y valorar la forma particular que tiene cada persona para bailar. Esta propuesta se caracteriza por promover la danza como una práctica más democrática y que esté     orientada a disminuir las distancias y prejuicios entre la diversidad. Esta forma de baile nos permite alejarnos de una tradición homogeneizadora con la intención de que cada persona se acerque a su propio cuerpo, sintiéndose integrada e incluida en un medio social que tiene que ser para todos. La incorporación de personas en situaciones diversas en los ámbitos de danza es una oportunidad para repensar algunos conceptos que hemos ido manejando en el tiempo sobre cuerpo, movilidad, estética y belleza. A la danza no interesa el estilo, la técnica o la forma de bailar que tenga la persona, todas son válidas e importantes. La práctica de la danza resulta ser un elemento altamente inspirador para la creación y para pensar la manera como entramos en relación con los otros y con el espacio, no solo dentro de la escena de danza, sino dentro de la vida.